Blackjack Atlantic City

Bono de entrada de 100€

¡Solicita Ahora!

Cuando oímos hablar sobre juegos de casinos, incluso los juegos de casino s en línea, siempre pensamos en Las Vegas, sin embargo, existe otro lugar bastante impresionante en los Estados Unidos llamado Atlantic City. En esta ciudad hay una cantidad de casinos incontables e increíbles. Son lugares fantásticos, que en una de las tantas ediciones y variaciones del famoso juego blackjack, se hizo uno más pensado en aquel lugar increíble. Esto se debe a que Atlantic City es un destino fascinante y atrayente para jugar. Cada casino posee una selección de juegos clásicos y nuevos capaces de satisfacer el gusto de cada jugador. Y, claro, el blackjack Atlantic City no podía faltar. Las reglas de todos los blackjack online son iguales, sin embargo, si se desea cambiar las reglas de uno de ellos, se necesitará la aprobación de las autoridades que están a cargo del área de juegos de la zona en cuestión. La meta principal de la mayoría de los blackjack es tener una mano que pueda ganarle a la banca, y esta mano debe llegar a 21 o acercarse a ese monto. El blackjack Atlantic City es uno que predomina en los casinos de Atlantic City, pero este blackjack posee características diferentes los cuales lo hacen un juego increíble, un juego fascinante que todos deberían, alguna vez, probar.

Reglas

La rendición en el blackjack Atlantic City está permitida. Se usan ocho barajas para este juego y el jugador primero debe hacer una apuesta y después la banca repartirá las cartas. El jugador recibirá dos cartas boca arriba, como en muchos otros blackjack, y la banca tendrá una boca arriba y una boca abajo. Aquí podrá haber un seguro contra la banca, si esta tiene una mano de blackjack natural. La apuesta con seguro deberá ser la mitad de la original y ganarla pagará 2 a 1. Para que esto se cumpla, la carta boca arriba de la banca deberá ser un As, en caso contrario, no habrá apuesta con seguro y la banca podrá comprobar si tiene un blackjack o no. Si es de este modo, el juego continuará y el jugador tendrá que hacer un movimiento, ya sea doblar o quedarse con las cartas que tiene. Está permitido doblar después de separar, pero no se permitirá volver a doblar, una vez que se dividen los ases, se reparte sólo una carta. Si hay un As separado y se le reparte una carta con el 10 como valor, tendrá un valor de 21, pero no contará como una mano blackjack y el jugador no recibirá el pago de 3 a 2 incrementado. Si el jugador se mantiene, no se rinde, ni se para, la banca le tocará actuar. La banca podrá pedir con todas las manos que posean un total de 16 o menos. La banca mantendrá todos los 17 y si esta se pasa, el jugador ganará, sin importar el valor de su mano. Si la banca no se pasa de 17 se hará una comparación con la mano del jugador para conocer el que está más cerca del valor 21.

Características únicas

Como se ha mencionado anteriormente, la meta de los blackjack, en la mayoría de los casos, es la misma. Pero, algunos se diferencian de otros por ciertas características que los hacen, ciertamente, únicos. En el blackjack Atlantic City podemos recurrir a la rendición tardía. Esta es una opción a la que podemos recurrir después de que la banca haya revisado si hay un blackjack o no. Cuando el jugador busca la opción de la rendición tardía, este perderá la mitad de la cantidad de la apuesta. Y, además, no podrá continuar con la ronda de juego en cuestión. Pero, esta opción no es una a la que se pueda recurrir cada vez que se quiera y de forma regular. Se aconseja recurrir a este tipo de rendición sólo si existe una estrategia de apuesta considerada perfecta; de este modo, se puede reducir la ventaja de la casa. Los mejores jugadores aconsejan usar este tipo de rendición cuando el jugador posee, en la mano, un valor entre 15 y 16, mientras que el crupier posea entre 9 y 11. Otra de las opciones que hacen de este blackjack algo diferente y único, es la opción de separar pero nunca más de tres veces, así como también se podrán separar Ases.

Recomendaciones

Este es un juego que posee características únicas que lo convierten en una aventura única e indispensable. Si el jugador recibe un dos Ases durante el juego, lo mejor será que los separe, pero si tiene un 10, a veces es mucho mejor plantarse. La opción de doblar en este blackjack Atlantic City es infinita y no importa la cantidad de cartas que se posean en ese caso. El blackjack Atlantic City paga una cantidad igual a la de otros blackjack, es decir, 3:2, mientras que, por otra parte, la apuesta de seguro mencionada arriba, paga 2:1. Muchos jugadores a veces se decepcionan cuando reciben cartas de un valor bajo, pero eso no quiere decir que la banca va a derrotarlos. Lo más ideal es mirar lo que tiene la banca y ahí decidir si optar por la separación o pedir otra carta para la mano. Como se podrá ver, es un juego fascinante que nadie debería perderse alguna vez en su vida, nadie que sea fanático de los juegos de casinos en línea. Aunque se guía por la misma ruta de todos los blackjack siendo un juego de azar, lo cual indica que la suerte decidirá el fututo del jugador; esta variación ofrece distintas opciones y recomendaciones a las cuales el jugador puede dirigirse, y usarlas como estrategia para tener así una porcentaje más grande de oportunidades para ganarle a la banca. No hay que desesperar, tarde o temprano se podrá ganar.

Bono de bienvenida del 100% hasta 1.000€

¡Solicita Ahora!